Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 29 agosto 2014

Política

POLÍTICA
Caldera quedará fuera del Gobierno y se perfila como presidente de la OIT
12.04.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
SAN SEBASTIÁN.DV. La científica donostiarra Cristina Garmendia se perfila como probable nueva ministra de Ciencia y Tecnología, mientras que la catalana Carme Chacón sería la nueva ministra de Defensa, convirtiéndose en la primera mujer que ocupa este cargo en España, según fuentes próximas a la negociación. Otros nuevos nombres que se daban anoche por seguros son los de Celestino Corbacho, (Trabajo), Miguel Sebastián (Industria), Beatriz Corredor (Vivienda) y Bibiana Aído (Igualdad). Por primera vez habrá más mujeres ministras que hombres.
Las mismas fuentes confirmaron que repetirán en el cargo Alfredo Pérez Rubalcaba (Interior), pese a sus reticencias iniciales, Miguel Ángel Moratinos (Asuntos Exteriores), Bernat Soria (Sanidad), César Antonio Molina (Cultura), y Elena Espinosa, que a Agricultura unirá Medio Ambiente. A estos nombres se añaden los de los dos vicepresidentes, María Teresa Fernández de la Vega (ministra de Presidencia) y Pedro Solbes (Hacienda). Falta conocer si De la Vega seguirá como portavoz del Gobierno.
Otras fuentes citadas por Europa Press apuntaban a que Mariano Fernández Bermejo podría seguir al frente de Justicia y no descartaban que Magdalena Álvarez continúe gestionando Fomento, pese a su controvertida gestión.
Quien no seguirá en su puesto será el hasta ahora ministro de Trabajo y hombre de confianza de Zapatero, Jesús Caldera, que queda fuera del Ejecutivo y se perfila como presidente de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), organismo dependiente de la ONU, según fuentes socialistas.
El presidente desvelará definitivamente la composición del gabinete hoy a las once y media de la mañana en La Moncloa.
Una de las grandes sorpresas sería el nombramiento de Cristina Garmendia, que no tiene carné del Partido Socialista. Esta mujer tiene una prestigiosa trayectoria en la gestión empresarial ligada a la biofarmacia y a la biomedicina. Nacida en San Sebastián hace 45 años, recibió precisamente el Tambor de Oro de la capital donostiarra este año por su labor en promoción de la imagen de la ciudad y por su trabajo en favor de la innovación. Garmendia es bióloga y presidenta de la compañía Genetrix, que engloba la fundación Inbiomed y ocho empresas dedicadas a la investigación biomédica, algunas de las cuales se encuentran ubicadas en San Sebastián. También es una de las promotoras del parque tecnológico de Miramón.
Al parecer su nombre fue recomendado personalmente al presidente por Miguel Sebastián, ex director de la Oficina Económica de Zapatero. Precisamente Sebastián se perfila como ministro de Industria. Este hombre de confianza de Zapatero pugnó con Ruiz-Gallardón por la Alcaldía de Madrid, aunque cosechó una severa derrota. Reemplazará al catalán Joan Clos.
La otra gran sorpresa que se vislumbra es el nombramiento de Carme Chacón como titular de Defensa. Nacida en Esplugues de Llobregat (Barcelona), en 1971, llegó al Ministerio de Vivienda en abril de 2006, en sustitución de María Antonia Trujillo. Comenzó su carrera en 1999, cuando fue elegida concejal del Ayuntamiento de su municipio, del que luego fue primera teniente de alcalde. Diputada en la legislatura de 2000, en 2004 llegó a vicepresidenta de la mesa del Congreso. Licenciada en Derecho, fue profesora de Derecho Constitucional en la universidad de Girona. Sustituye a José Antonio Alonso, actual portavoz parlamentario.
Otro catalán que entrará al Ejecutivo es Corbacho, alcalde de Hospitalet y presidente de la Diputación de Barcelona, que suple a Caldera. Las caras nuevas se completan con la concejal madrileña Beatriz Corredor, que sustituye a María Antonia Trujillo, y Bibiana Aído, a la cabeza del nuevo Ministerio de Igualdad.
El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, no formará parte del nuevo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y se perfila como presidente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), organismo dependiente de la ONU, según fuentes socialistas. Al parecer, Zapatero habló ayer tarde con Caldera y le ofreció «un puesto fuera» del Ejecutivo que «sería incompatible» con mantener una cartera ministerial. El político salmantino ha sido uno de los hombres de confianza de Zapatero desde que éste llegó a la dirección del PSOE y una de las escasas personas en que el presidente se ha apoyado.
El jefe del Ejecutivo comparecerá hoy a las 11.30 horas en La Moncloa para dar a conocer su nuevo equipo de ministros. El PSOE quiere un Gobierno más político. Es el mensaje que, durante cuatro años, han lanzado los socialistas a su secretario general en reuniones internas del partido y del grupo parlamentario. El último en lanzar la piedra -él, sí, en público- fue Felipe González. Repescado como refuerzo electoral en la pasada campaña, al ex jefe del Ejecutivo no le dolieron prendas en espetar a su sucesor ante decenas de miles de seguidores aquella frase demoledora: «Lo habéis hecho muy bien, pero no lo habéis explicado bien». No era una opinión personal. Es una queja compartida por el aparato de Ferraz. Una de las carencias a las que se enfrenta José Luis Rodríguez Zapatero al apostar por un Ejecutivo de continuidad.
El presidente, que en cada crisis de Gobierno ha mostrado su querencia por los cambios graduales más que por la regeneración, apuesta por cambios de estructura y no tanto por renovar de caras. Habrá, según fuentes socialistas, algún ministerio de nuevo cuño como el de Innovación y Empresa, que surgirá a partir de una fragmentación de Industria y Educación. Con su creación Zapatero intenta combatir uno de los principales problemas de la economía española, que arrastra desde hace ya muchos años un fuerte déficit de inversión en tecnología, investigación y desarrollo, clave para el crecimiento del PIB.
Zapatero ha tenido en todo momento las manos libres para hacer y deshacer a su antojo salvo en una materia: la económica. En este terreno le ataba su compromiso con Pedro Solbes, que condicionó su continuidad al frente de la vicepresidencia segunda a poder ejercer su cargo sin interferencias de la Oficina Económica del presidente y evitar solapes con otros ministerios.
Encajes
Al presidente le ha condicionado también en buena medida su propia decisión de mantener en el cargo a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, poco dispuesta a desprenderse de la más mínima de sus atribuciones. Si el presidente del Gobierno atiende a las voces que en su partido han reclamado una mejor comunicación del trabajo realizado, hará cambios en la secretaría de Estado -de la que sale Fernando Moraleda-, pero también en la portavocía del Ejecutivo que ahora detenta su todopoderosa número dos.
Fuera de estos dos pilares, el presidente siempre tuvo clara la continuidad del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y la de Carmen Chacón, una política que ha crecido a la sombra de Zapatero. El jefe de la diplomacia, Miguel Ángel Moratinos, seguirá para preparar la presidencia española de la Unión Europea. Con el resto de los ministros ha jugado al despiste hasta el último momento. En las quinielas aparece el nombre de la científica donostiarra Cristina Garmendia, como posible ministra de Ciencia y Tecnología.
A la salida del Congreso, tras la investidura en segunda vuelta de su jefe, muchos de ellos confesaban su incertidumbre. Es el caso de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona -que, según ha confesado a sus colaboradores más cercanos, se ve más fuera que dentro del Ejecutivo- o de la de Fomento, Magdalena Álvarez, que cuenta con el fuerte respaldo del PSOE andaluz. El líder del PSOE explicará por fin sus designios hoy, después de acudir al palacio de la Zarzuela a prometer su cargo e informar al Rey. Los ministros espe- rarán al lunes para tomar posesión de sus puestos. Y esa misma tarde se celebrará un primer Consejo de Ministros para designar a secretarios de Estado. COLPISA
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Elecciones Vascas 2012
Videos de Más actualidad
más videos [+]
Más actualidad
Vocento
SarenetRSS