Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

ECONOMÍA
Los consumidores piden reducir el IVA del 16% en algunos productos de consumo diario

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los consumidores piden reducir el IVA del 16% en algunos productos de consumo diario
san sebastián. DV. Un frasco de gel o un jabón de olor para la higiene diaria cuesta un 16% más al consumidor porque ese es el Impuesto de Valor Añadido (IVA) que le aplica el Ministerio de Hacienda. Un kilo de lentejas, básico para la alimentación de los adolescentes, vale un 7% más por lo mismo. O un kilo de carne o pescado, alimentos sustanciales para cualquier persona. El pan, la leche, la fruta el queso, yogur y derivados le sale al cliente un 4% más caro porque ese es su IVA. No es extraño que el consumo en España se haya reducido más de un 5% el año pasado, según se dio a conocer oficialmente el martes.
Productos de consumo diario y habitual que tiene un incremento por un impuesto que a veces parece paradójico. Por ejemplo, comer pan. Ahora que aumenta el precio del trigo en origen, por tanto el de la harina que luego se traslada al pan -una barra mediana cuesta 1 euro, es decir 166 de las antiguas pesetas- parecería lógico y hasta electoral reducir y hasta anular este impuesto que se traslada al consumidor final: el hogar. Pan que es un producto de consumo básico. O la leche, que ha subido en los últimos meses hasta un 15%. La fruta, clave de la alimentación en la dieta mediterránea, tiene una carga de un 4%.
¿Debería el Gobierno, ante la carestía de los precios de consumo básico, replantearse la reducción del IVA en el pan, leche, fruta, carne, pescado o, incluso, en productos no alimenticios pero habituales como el material lectivo como lápices, bolígrafos y cuadernos para escribir?
«Reducir en los básicos»
En opinión de Dolores Calzada, presidenta de la Unión de Consumidores de Gipuzkoa (UCE), «es prácticamente imposible que el Gobierno deje en cero el IVA de algunos productos de primera necesidad. Aunque países como Gran Bretaña, Irlanda y Luxemburgo sí lo han hecho para el pan, la leche, y todo lo del bebé, con un IVA cero». Insiste en este último apartado «porque es incongruente que te dan un cheque bebé de 2.500 euros y graven con el 7% los pañales y con el 16% la ropa de bebé y calzado infantil». Además, Chipre, República Checa, Malta, Polonia y Portugal aplican un IVA reducido a los pañales.
El problema viene de la Unión Europea, que es quien decreta unos máximos y mínimos «y prohiben que no se aplique el impuesto o que se reduzca a determinados productos de consumo».
Calzada cree que los 400 euros prometidos por Madrid a cada español «no representan una cifra total de gasto porque con lo que se compre con ese dinero se pagará el IVA correspondiente».
Reconoce que «hay algunos productos básicos que deberían ser menores. Por ejemplo, el 16% de IVA en el gas y en la tarifa eléctrica. Quizás también en el teléfono fijo, que ya se ha convertido en un medio de uso básico. Podría ser un IVA del 7%. No así en el móvil, que no es de uso básico».
Recalca que «todos los productos que son básicos para los ciudadanos que no tienen otro remedio que consumirlos deberían tener como máximo un IVA del 7%». Reflexiona señalando que «el ciudadano de a pie protesta en la calle, pero no se moviliza. Una petición generalizada desde las asociaciones de consumidores podría suponer que el Gobierno estudiara estas reducciones que ya existen en otros países en los productos básicos».
Nada de rebajas
«No hay opción de reducir o anular el IVA porque es una normativa común en la Unión Europea (UE», argumenta un portavoz de la consejería de Hacienda y del Gobierno Vasco. «El IVA es un impuesto armonizado y determina que será el mismo en todo el Estado». En España es del 16%. Sin embargo, desde la consejería señalan que «la aplicación del IVA en los Estados miembros ha sido muy dispar, y lo sigue siendo». Por ejemplo, Alemania aplica para todos sus productos un 16% y su vecina Dinamarca un 25%. «Aunque la Unión Europea permitió excepciones en algunos países permitiendo mantener un IVA cero en algunos productos considerados de máximo uso». Caso de Irlanda en referencia al suministro de calefacción y alumbrado. «Cualquier modificación del IVA debe hacerse por unanimidad dentro de la UE», que se han llevado a cabo en algunas actividades laborales para fomentar el empleo.
Así pues, históricamente, desde el año 93 el IVA no podía ser inferior al 15% en ningún país de la UE, aunque al partir del 96 podían aplicarse uno o dos tipos reducidos «nunca inferiores al 5%». En la lista se incluyen productos como: alimentos y bebidas, productos farmacéuticos, libros, periódicos, revistas, transporte de personas, espectáculos, alojamiento, actividades deportivas, servicios funerarios, recogida de basuras, entre otros. Cada dos años se supervisa este listado para modificarlo o mantenerlo.
Algunos Estados mantienen IVA reducido para restaurantes, ropa y calzado infantiles y vivienda porque así estaba antes de entrar en vigor esta normativa comunitaria. Se da la curiosa situación de que Grecia puede reducir un 30% el impuesto de los productos de sus islas del mar Egeo. Además, la norma europea permite un impuesto reducido al suministro de gas natural y eléctrico «siempre que no exista riesgo de distorsión de la competencia». Aquí pagamos el máximo en ambas facturas: 16%. Otra muestra más de que el gasto doméstico se encarece con productos de consumo habitual.
Hay diez Estados que tienen IVA cero para algunos productos. Se trata de Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Italia, Chipre, Malta, Polonia, Finlandia, Suecia y Gran Bretaña. Mientras España mantiene su IVA del 4%, 7% y 16%.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS