Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Internacional

MUNDO
Londres deja libres a dos presos recién llegados de Guantánamo reclamados por Garzón
El juez español acusa a uno de reclutar 'muyahidines' para Afganistán y al otro de aparecer con guerrilleros en Daguestán La famosa actriz Vanessa Redgrave pagó la mitad de la fianza de Jamil Al Banna
21.12.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
LONDRES. DV. La actriz Vanessa Redgrave pagó ayer la mitad de la fianza de un supuesto miembro de Al-Qaida, requerido por el juez Baltasar Garzón, en el curso de una jornada en la que un tribunal británico, bajo la mirada de todos los medios británicos, puso en libertad provisional a dos residentes en Reino Unido que acaban de llegar desde el presidio de Guantánamo.

«Es un profundo honor», dijo Redgrave, que pagó unos 35.000 euros de la fianza de 70.000 decretada por el juez Timothy Workman contra Jamil Al Banna. Otras dos mujeres, que pertenecen a la Comisión de Derechos Humanos de Guantánamo, pagaron el resto de la fianza. La familia de Omar Deghayes pagó la suya.

Llegaron a una comisaría de policía en Londres en la tarde del miércoles procedentes de Guantánamo. El Consejo de Revisión Anual de Estados Unidos, que revisa la situación de los presos en el penal, decretó que Al Banna, detenido en Gambia hace cinco años, «no es un peligro ni para nuestro país ni para sus aliados».

Deghayes, que se negó hace un año a seguir participando en las deliberaciones del Consejo de Revisión, no tenía ese certificado, pero las autoridades de Estados Unidos -que le detuvieron en 2002 en Afganistán- no le han procesado ante un tribunal militar, como es el caso de otros detenidos en el penal especial de Cuba.

La puesta en libertad de ambos, con obligación de comparecer regularmente en comisarías de la policía británica, fue aprobada el miércoles por los servicios británicos de inteligencia. El director de Contraterrorismo en el Ministerio de Interior, William Nye, dijo en 2006 que sería desproporcionado detenerlos si regresaban.

Órdenes pendientes

Pero cuando regresaron, en la tarde del miércoles, tras cinco años en Guantánamo, Scotland Yard comprobó que tenían pendientes órdenes de búsqueda y captura de Baltasar Garzón por su sumario contra una célula de Al-Qaida en España, a la que acusó también de conspirar para perpetrar el 11-S.

Informada de su llegada a Londres, la Audiencia Nacional emitió una euroorden, para que sean enviados a España bajo la acusación de pertenecer a la célula liderada por Imad Eddin Barakat, o Abu Dahdah. Permanece en la cárcel con otros condenados tras ser absueltos de lo relativo al 11-S.

Garzón acusa a Al Banna porque sus comunicaciones con Abu Dahdah fueron intervenidas y el juez dice que ambos colaboraron para reclutar guerrilleros islamistas para ir a Afganistán. A Deghayes le acusa con un video que el Gobierno ruso dio a sus aliados con imágenes de guerrilleros islamistas en Daguestán. Un experto británico dice que la imagen no es de Degahyes. Al Banna regresó a su casa con su mujer y sus cinco hijos y Deghayes fue a casa de su madre.
Vocento
SarenetRSS