Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Gente

JUANJO VISPE PERIODISTA
«Si el mundo se gobernara por los valores del rugby iría mejor»
Dice que el rugby es civismo, deserta del fútbol y lamenta que la Real haya perdido su esencia. Se siente australiano pero su historia de periodista 'nació' en la torre de Atocha
04.11.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Si el mundo se gobernara por los valores del rugby iría mejor»
Vispe, en Madrid, juega con un balón de rugby. [ÁLVARO HERNÁNDEZ]
- Vive en Madrid y se curtió en Australia, pero su inicio en el periodismo se comenta ya casi como una leyenda urbana.

- ¿He oído ya tantas versiones, y me río tanto con algunas ! Pero supongo que la real será la mía...

- Cuente, cuente.

- Era el año 1991.Yo estudiaba Periodismo en Madrid. Mi familia seguía viviendo en la torre de Atocha de Donostia. Canal+ acababa de empezar a emitir y vinieron al campo de Atocha a retransmitir su primer partido de la Real. La productora Cristina Díez pidió permiso a la comunidad de vecinos para instalar una cámara en el último piso de la torre. El presidente de los vecinos me presentó a la productora y ella me dijo que un día pasara por Canal+ en Madrid. Fuí y me ofrecieron colaborar los domingos para El día después. Y así empecé en esto de la tele.

- Y enseguida se hizo amigo de Michael Robinson.

- Un día estábamos juntos en la redacción de Canal+ viendo un partido de rugby. Él aún no me conocía pero se dio cuenta de que yo sabía de ese deporte. Cuando la cadena compró los derechos del Cinco Naciones Robinson habló de mi a su director de Deportes, Alfredo Relaño, y me ofreció ser comentarista.

- ¿Y por qué sabía tanto de rugby?

- En casa, en Donostia, veíamos desde siempre el Cinco naciones por la tele francesa. Les gustaba a mi aitona y a mi padre. Y a mí me terminó entusiasmando.

- Con el último Mundial se ha hablado de rugby más que nunca. ¿Por qué?

- ¿Porque es puro espectáculo! Estadios llenos de 80.000 personas, retransmisiones impecables... Es el tercer evento deportivo más importante del mundo. Y quien se asoma un día siente que ahí está pasando algo gordo.

- Lo que pasa es que el fútbol...

- ¿Estoy saturado de fútbol! No me gustan los valores que transmite: engañar al arbitro, poner zancadillas, falta de compañerismo en el equipo, crispación...

- ¿El rugby representa lo contrario? El tópico «deporte de villanos jugado por caballeros», ¿es real?

- Exactamente: nadie engaña a nadie, se respeta al rival, no se discuten las decisiones del árbitro aunque se equivoque, no hay crispación entre los aficionados... Es un deporte puro y un espectáculo lúdico. Puro civismo. Si el mundo se gobernara por los valores del rugby funcionaría mejor.

- ¿Y por qué en España el rugby no termina de cuajar?

- Por falta de tradición. Y eso que en Donostia hemos podido paladear rugby del bueno en los últimos años con el Biarritz Olimpique. Los guipuzcoanos han podido apreciar los valores.

- Pese a su descreimiento del fútbol, ¿sigue a la Real?

- Sigue siendo mi equipo pero esta Real ya no es la Real romántica de antes: no me identifico con ella. Esto es un negocio, un equipo al que llaman Real y que se ha convertido en un club como los demás. No mantienen ni el color de la camiseta en su segunda equipación. Además, ¿quién manda en el club? ¿Por qué viene un señor de fuera a nombrar entrenador?

- ¿Por qué se fue a Australia?

- Yo empecé a trabajar muy joven en Canal+, y a los 26 años pensé que había currado demasiado y tenía que vivir más. Ir a Estados Unidos era caro así que me fuí a una universidad de Australia a estudiar producción de video. Al final viví casi cuatro años ahí: trabajé de free lance en un montón de programas. Volví en 2002: era el momento. Pero me siento australiano: es un país que no discrimina, abierto a todos. Allí no se pregunta a nadie si es nacionalista o no...

- Y eso le hace feliz...

- ¿Aquí se nos va el tiempo en polémicas absurdas! En Francia, por ejemplo, el euskera es visto como cultura, no como política. Y un jugador de la selección nacional de rugby, Imanol Harinordoquy, lleva ikurriñas en los guantes sin que nadie haga escándalo de eso.

- En Canal+ hace... ¿hasta toros!

- Manolo Molés confía en mí: le gusta que en San Isidro haga cada día un reportaje a mi modo. Los toreros ya me conocen y me dejan meterme por los lugares mas recónditos de la fiesta.

- Por cierto, colabora en un programa de aventuras en la Ser que se emite a horas intempestivas pero que en esta Redacción tiene todo un club de fans.

- ¿Qué bien! El secreto de ese programa es que transmite buen rollo. Y a estas alturas de la profesión y de la vida, la risa no es poca cosa...
Vocento
SarenetRSS