Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Local

Estás en: diariovasco.com > Local
AlDia
Profesores y padres se movilizan contra la disminución de las horas de gimnasia
Han llevado sus quejas al Consejo Escolar de Euskadi, al Parlamento y plantean recurrir a los tribunales

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Profesores y padres se movilizan contra la disminución de las horas de gimnasia
Un profesor de Educación Física dirige una clase de gimnasia en un polideportivo de un centro educativo. [JESÚS ANDRADE]
SAN SEBASTIÁN. DV. La reducción del número de horas dedicadas a la Educación Física en los colegios ha puesto en pie de guerra a una buena parte de la comunidad escolar. Los nuevos programas del Departamento fijan horarios mínimos de 1,5 horas semanales en Primaria y entre 1 y 2 horas en Secundaria para este curso, lo que supone rebajas del 30% al 40%. Profesores, padres y directores han trasladado sus quejas al Departamento de Educación, al Consejo Escolar de Euskadi y hasta al Parlamento. Defienden que la formación física del alumno es tan importante como cualquier otra asignatura, más ahora con los problemas de sedentarismo y sobrepeso de los jóvenes. El Colegio de Licenciados en Educación Física ha pedido a sus abogados que preparen un recurso al decreto ante los tribunales por «atentar contra la salud de los escolares».

La alarma saltó en los colegios cuando el Departamento les presentó el decreto que desarrolla el nuevo currículum vasco. El documento establece las horas dedicadas a cada asignatura tanto en Primaria como en Secundaria. Maestros y profesores descubrieron con sorpresa que la gimnasia se encogía en los programas escolares. Hasta ahora los colegios impartían 2,5 horas a la semana en Primaria y 2 horas en cada curso de Secundaria. Los horarios mínimos -que deben respetar de forma obligatoria todos los colegios- fijaban 1,5 horas en Primaria, dos horas en los tres primeros cursos de Secundaria y una en cuarto de esa etapa. La consejería apunta en el decreto un horario de referencia -que puede asumir el colegio de forma voluntaria- en el que añadía una hora más de gimnasia a la semana en Primaria.

El primero en reaccionar fue el Colegio de Licenciados en Educación Física del País Vasco. Sus responsables se entrevistaron con la dirección de Innovación Educativa a finales del pasado curso. Les trasladaron su queja por la «marginación» de una asignatura «que contribuye al desarrollo afectivo, biológico y social del alumno en el ámbito escolar», argumentaron.

Obesidad y sedentarismo

Los profesores alertan de que el escolar se juega mucho con esta decisión. «No se entiende que en un momento en el que las autoridades se preocupan tanto por los malos hábitos de nutrición, la obesidad o el sedentarismo de los jóvenes, se arrincone en los colegios esta materia. Ahora es más importante que nunca porque los niños no salen a la calle a jugar, ya no se mueven. Se quedan en casa con los videojuegos», señala María José Lagartos, secretaria del colegio vasco. Recuerda que en esta asignatura se trabaja la nutrición, la capacidad de esfuerzo, la solidaridad, el compañerismo, la cooperación...Es mucho más que saltar un plinton.

El colegio de licenciados reclamó a Educación que reforme el decreto para, al menos, devolver a la gimnasia su espacio anterior en la escuela. «Dedicar una hora o hora y media a la semana convierte en ineficaz a esta materia. Entre que los chavales se cambian, se desplazan al polideportivo, se queda en nada», añade. Educación argumenta que el decreto establece un mínimo horario, pero que los colegios tienen autonomía para dedicar más sesiones. «Hemos detectado en estos meses de inicio de curso que muchos centros de enseñanza se han agarrado a esos horarios mínimos. Hay que establecer más horas 'obligatorias' para garantizar que se van a impartir las clases imprescindibles», rebaten los docentes.

Los licenciados en Educación Física no van a tirar la toalla. Se juegan su futuro: pueden perder cerca de 600 empleos en la enseñanza. Han enviado una carta a los parlamentarios vascos para trasladarles su queja, la pasada semana se entrevistaron con Onintza Lasa, de EA, partido que dirige el Departamento. El PP ha presentado una proposición no de ley para que se debata esta rebaja horaria en el Parlamento. Van a crear además una asociación con los maestros de Primaria para la defensa de la asignatura. Han realizado ya concentraciones ante el Gobierno Vasco y el pasado viernes se manifestaron a las puertas del campo de San Mamés, donde se celebraba el Milán-Athletic, con pancartas en las que exigían una 'Educación Física digna'. El Colegio plantea también una medida drástica: Ha trasladado la documentación a sus abogados para que preparen un recurso contra el decreto por «atentar contra la salud de los escolares», adelantó Lagartos.

Los padres han movido ficha. «Queremos niños que sean buenos en matemáticas, en ciencias, pero sobre todos queremos hijos sanos», señala Imanol Zubizarreta, responsable de la confederación de asociaciones de padres de alumnos de la escuela pública vasca. Llevaron hasta al Consejo Escolar de Euskadi sus reclamaciones. Presentaron una enmienda al curriculum vasco que quedó recogida en el dictamen de este organismo asesor. «Es preocupante la pérdida de tiempo propuesta en la tabla de mínimos, puesto que este campo de expresión es fundamental para el desarrollo de las competencias que se proponen en el currículum», detalla el dictamen del Consejo Escolar de Euskadi. Las competencias son las destrezas que debe adquirir el alumno en la escuela hasta los 16 años.

Directores

Los directores de centros comparten ese argumento. «La Educación Física ayuda a conseguir muchas de las competencias básicas que plantea el currículum vasco, como la de aprender a vivir, autonomía personal, desarrollo como persona, aprender a vivir juntos...Tiene que disfrutar de un tratamiento igual que otras materias», opina Xabier Mendizabal, responsable de la asociación de directores de centros de Secundaria, Bihe. El decreto reserva cuatro horas a la semana para Lengua Castellana y Euskera y tres para las Matemáticas en Primaria. En Secundaria los alumnos dan también entre tres y cuatro horas a la semana de Euskera, Matemáticas, Castellano o Ciencias Sociales. Los directores se han reunido en dos ocasiones con los responsables de Innovación Educativa para plantearle su postura en contra de la rebaja horaria.

«No hay que olvidar que para muchos niños la hora de gimnasia del colegio es la única actividad física que hacen. No se puede consentir que lo reduzcan», explica Andoni Lizeaga, responsable de la agrupación de directores de escuelas de Primaria, Sarean. Lizeaga interpreta esta rebaja como un interés de primar las materias 'medibles'. «Se quiere reforzar las asignaturas que se pueden medir por los conocimientos adquiridos, matemáticas, ciencias. Las pruebas internacionales, como Pisa, y las propias del sistema educativo empujan a reforzar esas áreas», comenta.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Vocento
SarenetRSS