Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Lunes, 22 septiembre 2014

San Sebastián

CIUDADANOS ELIZABETH ISUSQUIZA BIENVENIDA KITTY
«El coleccionista de Kitty viene constantemente a comprar»
En su tienda de la Bretxa se ponen a la venta objetos de esa gatita inventada hace 33 años en Japón, que hoy es embajadora de Unicef
28.09.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«El coleccionista de Kitty viene constantemente a comprar»
Elizabeth Isusquiza rodeada de los productos de Hello Kitty. [E.V.]
La historia de Hello Kitty se remonta a 1974, cuando la diseñadora japonesa Ikuko Shimizu creó ese dibujo en forma de gata que hizo las delicias de las niñas que de inmediato empezaron a utilizabar sus lapiceros, las carteras y pegatinas. En la actualidad, su licencia está valorada en un billón de dólares, es embajadora de Unicef y ha sido redescubierta por las nuevas generaciones. Elizabeth Isusquiza lo sabe bien. En la tienda de esta mexicana casada con un vasco se dan cita a diario pequeñas y mayores. Todas fans de Kitty.



- ¿Por qué decidió poner en marcha un negocio como el que ahora regenta en San Sebastián?

- Me gustan mucho los niños y pensé en abrir una tienda en la que se vendieran productos destinados a ellos.

- Y eligió los de Hello Kitty. ¿No será usted una de esas fans apasionadas de la gatita japonesa que colecciona cualquier objeto que lleve su imagen?

- No soy una coleccionista de Hello Kitty, pero te puedo asegurar que mis hijas, que tienen 10 y 14 años edad, son las clientas número uno de sus artículos en California. Yo me pasaba el día mirando todas esas cosas de la firma en casa. Algunas ya las conocía desde niña, me gustaban, aunque nunca pude tener ninguna de ellas. Entonces, yo vivía en un pueblo de México y había que ir a la ciudad para poder comprarlas. Era prácticamente imposible.

- Y ahora, sin embargo, está rodeada de un mundo que, con toda seguridad, supera con creces lo que soñó siendo una cría.

- Es cierto. Aquí tengo de todo en artículos de regalo.

- ¿De todo?

- Desde bolsos a llaveros, pasando por pijamas, bisutería, peluches, mochilas, cepillos, bufandas, gorros, calcetines

- Un auténtico paraíso, sobre todo, para sus hijas.

- La más pequeña viene cada ocho días y revisa toda la tienda en busca de novedades. Si fuera por ella, se lo llevaría todo a casa.

- Imagino que no será la única.

- Claro. Tengo clientas fieles, verdaderas coleccionistas, que vienen constantemente a ver qué ha llegado y comprarse algo.

- Hay famosas como Alaska que hacen lo mismo. ¿Usted tiene alguna conocida entre su clientela?

- Hay una modelo de la que no sé su nombre. Viene de vez en cuando y se lleva un monedero, alguna pieza pequeña No lo hace tanto para usarlas luego. Supongo que las compra para coleccionarlas.

- ¿Quiénes son sus principales clientas: las niñas o las treintañeras nostálgicas?

- Hay de todo. A esta tienda se acercan personas de todas edades, desde niñas a mujeres muy mayores incluso, como la señora que vino hace poco a comprarle un broche de treinta y tantos euros a su perrito para ponérselo en la cabeza. A otras también les gusta este tipo de artículos, pero no se atreven aún a usarlos. Se ve que son más conservadoras.

- ¿Es cierto que ésta es la primera tienda de estas características que existe en todo el País Vasco?

- Ha sido la primera tienda Sanrio. Ahora no sé si hay alguna otra más en Bilbao.

- ¿Y fuera de aquí?

- Hay tiendas Sanrio en todo el mundo, sobre todo en el sur y en el centro de América. Todas son parecidas. Lo único que cambia un poco es la decoración.

- ¿Cuándo se inauguró la suya?

- La abrimos en enero de este año. Desde entonces hemos tenido una acogida bastante buena, especialmente entre las turistas que visitan San Sebastián. La conocen bastante y me platican sobre ella.

- ¿Qué cosas le cuentan?

- Que desde niñas les gustaba, que les regalaban cosas traídas desde Alemania o Italia Me hablan de los cuadernos y pegatinas que tuvieron en su infancia. Hoy pueden encontrar de todo, pero antes la gama de productos era más limitada.

- Vamos, que prácticamente se confiesan con usted.

- Casi lo hacen. Algunas aficionadas no dudan en reconocer que les encanta. Aprovechan para tomar fotos de la tienda y hasta se retratan con la muñeca de plástico de Hello Kitty gigante que tenemos en la entrada. Para mí es un placer que la gente reaccione de esa manera. Me hace sentir bien.

- ¿Qué me puede contar de la historia de Hello Kitty?

- Sé que es un dibujo que inventaron en Japón y que tuvo mucho éxito. Estuvo muy de moda hace más de veinte años y ahora ha vuelto pegando fuerte.

- ¿Cuál es la clave de su éxito?

- Hello Kitty inspira ternura. Es sencilla y bonita. Tiene detalles muy originales. Lo mismo puede decirse de los colores que utiliza.

- ¿De dónde proceden los productos que aquí tiene a la venta?

- Sanrio tiene fábricas en todas partes del mundo, aunque la matriz está en Japón, su país.

- Dígame, de toda esa variedad de objetos que se reparten por el interior de su comercio, ¿cuál es el más extraño que ha visto con el logotipo de la gatita de rostro ingenuo estampado sobre él?

- Éste -dice Elizabeth, mientras señala un envase de plástico en el aparece una funda de color rosa-. Es un cubre volantes para conducir.
Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Vocento
SarenetRSS